martes, 5 de febrero de 2008

Regresando de a poco

Cuantifiquemos los efectos del nacimiento de Máximo Saúl:

- Un promedio de 3 horas de sueño perdidas por noche (Con valores límites de "Uy, anoche no se despertó, durmió de corrido" y "¿Cuándo mierda se duerme esta cosa?")
Condición: Recuperable, en unos meses.

- Tres kilos y medio de sobrepeso, adquiridos por las vacaciones que me tomé, en lo cual se sumaron la falta de stress, fumar menos, cocinar el almuerzo y la cena (Y lastrar lo que cocinaba), dejar de hacer la poca y mala actividad fìsica que hacía.
Condición: Parcialmente recuperable. La grasa ganada no será negociada.

- Un 30% de pérdida de coloración pilosa. Una de dos: O me tiño, o espero a quedarme pelado.
Condición: Irrecuperable. Salvo esperar a alguna de las opciones anteriores.

- Blog totalmente abandonado. Voy a subir las últimas fotos de Corea, y luego veré que hago.
(Afirmación tramposa: varias cosas en proceso. Vayan calentando sus hornos)

Les dejo la foto de un gran descubrimiento: Nosotros nos quejamos del spam, ellos lo enlatan y lo usan como alimento.

Ahora hemos descubierto adónde va el spam que nosotros tiramos.
Unos 3.300 won (Lata de 200 gramos) serían algo así como tres dólares con cincuenta.
Lo que no sé es cuántos mails son necesarios para completar un gramo de spam.

3 comentarios:

wallyzz dijo...

Asi se hace amigo mio, regresar de a poco, pá que no se ilusionen..

Abrazo

Jorge Mux dijo...

¡Qué alegría!
Saludos, y regrese de a poco, pero luego siga con todo.

p dijo...

estoy fascinada con lo del spam enlatado!
ud. cree que podré donar el que recibo diariamente para los negritos del africa que aún no han sido adoptados por las estrellas de jolígud?