martes, 15 de septiembre de 2009

La vida en el campamento

Finalmente, llegamos.

Una vez que nos instalamos, y después de los primeros días en el campamento, la pasión de los primeros días se fue perdiendo lentamente. A nadie le gusta dormir en una carpa de bioseguridad, y mucho menos tener que bañarse tres veces al día.

El problema más grave lo constituyó la comida. Debido a los posibles altos niveles de contaminación en toda la fauna local, se había previsto una amplia variedad de alimentos deshidratados y enlatados.

Pero los lugareños no se acostumbraban a que su alimento proveniera de un envase sin vida, por lo que comenzó la cacaería furtiva de animales. Hablar del plural es algo utópico, ya que, debido a nuestra actividad de despoblación epidemiológica, los resultados de la cacería fueron limitados.

También podría decirse que, pese a que tuvimos éxito en la cacería, el real problema consistió en repartir el botín.


Próximamente, más noticias. Y si comenzamos a practicar el canibalismo, se enterarán en la portada del diario "El Chino".

4 comentarios:

Sabrina dijo...

¡resucitó el gomero !

Checheno dijo...

Es un campamento de clones de Sub-Zero del Mortal Kombat?

Hoja Mayor del Gomero dijo...

En realidad, estuve casi muerto en este espacio virtual, lo cual implicaría una casi e-resurrección.

Y al pollo le hicimos la checkenfatality del Mortal Kombat, si no lo cree vea que le podríamos hacer un collar con sus intestinos (al pollo, a Ud. no).
Pero los Sub-Zero empezarían a sospechar de mi cordura, y no quiero arriesgarme.

p dijo...

gomero, vino el fin del mundo y no me entere?
todos estos comentarios encriptados son mensajes en clave!!
gomero, está vivo?