viernes, 29 de junio de 2007

Diario de viaje

Les revelo la verdadera razón de la baja frecuencia de mis posts:

Estuve junto a los Compañeros Azules, que es una organización no gubernamental (Similar a los Cascos Azules de las Naciones Unidas), cuyo fin es el transmitir las bondades del justicialismo en todos los rincones del planeta.
Esta vez nuestro destino fue Irak. Lugar polémico, ya que si bien la ocupación de la fuerza internacional tiene como fin el de restaurar la democracia, ésta no es una democracia verdadera. Y esto se debe a que no tienen la opción de votar a verdaderos peronistas.
Y como allí no tienen candidatos peronistas, entonces nuestra misión fue la de formar a los dirigentes justicialistas del mañana.
Inauguramos la primera Unidad Básica del mundo musulmán, en un clima de algarabía generalizada, y al grito de "Ni yanquis ni chiítas, peronistas", y entonando "Perón, Evita, y ahora los sunnitas".

El Compañero Ahmed, saludando a las fuerzas de ocupación.
Estos gringos no entendían nada, cuando vieron las banderas con la cara del General con Evita preguntaban quien era el tipo que estaba con Madonna.

Otra de nuestras tareas fue el de reclutar nuevos afiliados a nuestro gran Movimiento, por lo que fue organizada una gran choriceada con vino para los futuros miembros del Partido.
Nos llamó la atención que nadie comía los choripanes ni tomaba vino a cambio de afiliarse, hasta que el Compañero Ahmed nos recordó que para el mundo musulmán tanto la carne de cerdo como el vino son considerados como impuros. Por suerte, Ahmed tenía una caja de granadas que "rompió el hielo", y esta vez sí conseguimos las tan necesarias afiliaciones.
A la noche conseguimos chorizos de cordero, agua, y ocho cajas de granadas, por lo que tuvmos más suerte.

Uno de los nuevos afiliados, feliz con su granada

Lamentablemente, tuvimos que volver a nuestras tierras, realmente agotados, pero con la esperanza que los nuevos líderes del justicialismo logren una verdadera Democracia (Sí, con la "D" mayúscula), inspirada en los valores que el General Perón nos dio.

3 comentarios:

hombretresx dijo...

el compañero Ahmed es una suerte de Campora.
Me hiciste cagar de la risa. Muy bueno.

p dijo...

lo sabía! sabía que su ausencia era por una noble causa!
pero, oh eminencia, no nos abandone por tan largo tiempo, que la oscuridad se cierne sobre nuestra buenos aires y su iluminación es tan necesaria como el aire!!

Pumplafiz! dijo...

No te creo nada, seguro que en todo este tiempo le estuviste expandiendo el peronismo a alguna candidata.